union-del-corian-en-forma-de-media-caña

Unión del Corian en forma de media caña

Posted on Posted in Blog

Unión del Corian en forma de media caña.

Una de las aplicaciones que más utilizamos cuando realizamos proyectos para unir la superficie de trabajo con aplacados es la unión del Corian en forma de media caña. Este tipo de unión es típico en encimeras de cocina que llevan aplacado hasta los muebles altos, en sobres de baños que llevan zócalo o la zona de la ducha donde el plato y las paredes se presentan como un todo.

El propósito de la unión del Corian en forma de media caña es la de ofrecer una superficie uniforme, con juntas imperceptibles entre líneas horizontales y verticales. Así pues, sin juntas perceptibles, la solución higiénica es evidente y más cuando el Corian es un material que no es poroso.
Esta solución precisa de un conocimiento de los materiales solid surface importante pues el proceso es de una complejidad elevada para alguien que no está habituado a trabajar con este tipo de materiales.

Primer proceso para realizar la unión del Corian en forma de media caña cuando realizamos un aplacado, es la de rebajar la superficie horizontal en, 2 o 3 milímetros, donde se realizará la unión.

fresado-media-caña
Acto seguido, cortamos una tira de 1cm por el grosor del material ( 12mm la mayoría de las veces) y realizar un fresado en toda su longitud con la máquina y la fresa especializada para este tipo de trabajos.

Una vez tenemos la tira de la longitud necesaria, fresada, y por tanto tenemos la curva, con radio de 1cm aproximadamente, procedemos a pegarla, con adhesivo del mismo material, en la parte de sobre donde hicimos el rebaje, previamente.

pegado-media-caña

La media caña ya está hecha, porque tenemos la tira de 1cm pegada al sobre con el radio realizado anteriormente con la fresa. Ahora tenemos que decidir la altura del aplacado. En caso que sea un zócalo, pegaremos una nueva tira de 5cm de alto o si es un aplacado de pared, una pieza de la altura que determine el proyecto.

media-caña-zocalo

Así pues, pegadas las tres piezas: sobre, media caña y aplacado, tenemos dos juntas que hay que pulir para dar la sensación de uniformidad. El proceso para pulir el Corian pasa por el proceso habitual hasta dejar la superficie con el poro cerrado y las juntas imperceptibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *