Lavabo Solid Surface

Lavabo Solid Surface

En una estancia como el baño, nos da la posibilidad de poder jugar con los diferentes aspectos estéticos que nos permite el lavabo solid surface.

El lavabo solid surface se pueden realizar con diferentes formas y grosores, en función si va sobre un mueble o va colgado. Nos permite trabajar con diferentes medidas y diferentes modelos de fregaderos para conseguir la encimera que mejor se ajusta a nuestra idea sin una sola junta tanto en el sobre como en la integración del fregadero elegido.

Existen modelos de lavabos estandarizados con medidas determinadas y diseños concretos.

La posibilidad de poder termoformar el material nos permite poder diseñar modelos especiales para proyectos determinados.

De la misma forma podemos ofrecer la posibilidad del mobiliario del baño con los frontales y laterales en material solid surface para conseguir una uniformidad total con la encimera y aprovechando al máximo el espacio de pared a pared.

 Al igual que en otros ambientes, los materiales solid surface combinan diferentes atributos que hacen de esta estancia muy duradera.

Al ser un material que no es poroso y donde las juntas son imperceptibles nos permite hacer un buen mantenimiento de nuestra estancia de una manera fácil y senzilla.

Este tipo de materiales también nos da la posibilidad de realizar platos de ducha, con la clasificación C3 que dan los solid surface, a la medida que el cliente precise, incluso pudiendo realizar el orificio del desagüe en cualquier parte de la superficie del plato.

El revestimiento de paredes de la zona perimetral al plato de ducha en solid surface ofrece a toda la estancia de la zona de aguas  garantía de estanqueidad y uniformidad.

El aplacado del lateral del mueble de baño en solid surface, descansando sobre el plato de ducha, dejando un espacio suficiente para instalar la mampara mecanizada es una fórmula para aprovechar al máximo el espacio de pared a pared.